Google Website Translator GadgetTranslate

jueves, 29 de noviembre de 2007

7ma parte Frutos prohibidos y ofrendas de Venus

ALGO MAS SOBRE AFRODISIACOS

LA MIEL...

"George fue presa del deseo de explorar y tocar todos los rincones de aquel cuerpo.

Separò la abertura del sexo con los dedos y regalò a sus ojos con el fulgor de la piel, el delicado fluir de la miel y el vello rizàndose en torno de sus dedos."

-- Anaïs Nin --

"¡Ah, yo me siento abrir como una rosa!

Ven a beber mis mieles soberanas

¡yo soy la copa del amor pomposa

que engarzarà en tus manos sobrehumanas!

La copa erige su esplendor de llama..."

-- D. Agustini --

" Y el beso no acaba nunca... Parece que bajo la lengua de KHRYSIS hay, no miel y leche como se dice en la Escritura, sino agua viva movible y encantada. A esta misma lengua que, multiforme, se ahueca y enrolla, se retira y se alarga, màs acariciadora que la mano, màs expresiva que los ojos, flor que se retuerce en forma de pistilo o se adelgaza como pètalo, carne que se hace rìgida para vibrar o se ablanda para lamer, le infunde Khrysìs toda su ternura y su apasionada fantasìa... Sìguense las caricias, que ella prolongan y se repiten. Le basta con la extremidad de sus dedos para tender una red de construcciones espasmòdicas que se propagan por los costados sin desvanecerse del todo. Ha dicho ella que no es feliz sino sacudida por el deseo o enervada por el agotamiento (...)"

-- "Afrodita"; Pierre Loüys 1894 --

Las abejas acechan, pero el hombre se ha peleado con ellas desde siempre con tal de comer un poco de miel. Todo picado, el pitecantropus y familia, se rascaban las ronchas con manos pegajosas y se restregaban perplejos la cabeza. Hace 4.000 años, por fin, babilonios y egipcios encontraron el truco y comenzò la apicultura. En eso dìas, se aplicaban severas penas a quienes destruyesen una colmena.

En tiempos de Ramsès II, los altos funcionarios recibìan miel como parte de sus salarios y el dios del Nilo la exigìa en sus rituales (Osiris). En las ceremonias nupciales, el esposo prometìa darle a su mujer 12 recipientes de miel cada año -- ¿doce lunas de miel? --

Los griegos pensaban que la miel era el manjar preferido de los dioses y la usaron en rituales religiosos, pero tambièn en medicina y mezclada con vinos.

Los romanos morìan por el dulce. Tanto les gustaba la miel, que un veterano de guerra podìa vivir dignamente con la cosecha de miel que rendìa un cuarto de hectàrea.

Al comienzo de los banquetes servìan el MULSUM, mezcla preparada con cuatro partes de vino y una de miel.

Dicen que, cuando Augusto preguntò a POLION -casi octogenario, pero muy vigoroso- cuàl era el secreto de su buena y prolongada salud, el orador y poeta respondiò: "mulsum dentro y aceite afuera".

Consejo que fue practicado por el Emperador, que consumìa mucha miel y pocas grasas y llegò a los 77 años, edad bastante interesante para la època. Sin caer en exageraciones romanas, debemos convenir que la miel es un excelente endulzante natural, que se adapta a todo tipo de recetas dulces, pero que tambièn puede realzar con su aroma los platos salados.

Al enfriarse o envejecer, la miel natural se cristaliza y esta caracterìstica no afecta su calidad, pero sì prefiere un producto menos denso coloque el frasco sin tapa en el microondas y temple la miel durante 3 ò 4 minutos en el nivel de cocciòn. Derretir al 20% de potencia, removiendo de tanto en tanto y finalizando el proceso cuando la miel recupere la fluidez inicial. Cuide que no se caliente demasiado, para evitar que pierda alguna de sus propiedades.

-- Una de miel; microondas; Viviana de Rosato; Sal&Pimienta; Año II -- Nº 4 -1993- --

Reconozco que en los tiempos modernos, el uso del microondas se ha generalizado, a pesar de ello, los seguidores del TAO y cuidadosos guardianes de las enseñanzas del YING y el YANG (fuerzas positivo y negativo, femenino y masculino, noche y dìa, etc.) desaconsejan su utilizaciòn, como tambièn la de productos quìmicos, no naturales y, tanto frutas como hortalizas que no sean de cultivo orgànico. Y por supuesto, retornar a las bases de lo natural y sano, ya que tenemos un solo cuerpo y debemos cuidarlo. Para ellos, todo lo que ingresa en nuestro cuerpo es energìa y pasarà a formar parte de èl (el Qi).

Entonces, si ha decidido respetar esas normas, coloque el envase de la miel en un recipiente a baño de Marìa -- como lo hacìan nuestras madres y abuelas -- y disfrute de ese sabor milenario.

RECETAS

"HIDROMIEL"

** 2 litros de agua

** 400 grs. de miel

** 1 ramita de canela

** 20 grs. de levadura

Mezclar todo y reposar diez dìas en lugar oscuro a 25º--30º C. Colar y beber natural o refrescado.

Nota: a partir del hidromiel se puede realizar el esquicito vinagre de miel.

"MULSUM"

** 200 grs. de miel

** 500 ml. de vino

Mezclar y beber caliente o refrigerado (en la antigua Roma se bebìa como aperitivo para estimular el apetito) -- "URBS" La vida en la Roma Antigua de Ugo Enrico Paoli, 1944 --

La miel era tambièn utilizada como ingrediente de recetas saladas, como aconsejaban la recetas apicianas (APICIO, colecciòn de recetas culinarias; època imperial -- VI, 4,2 --224 --), se cocinasen los pichones en un guisado formado, ademàs de ciertos ingredientes -- de que no se conoce el preciso correspondiente nuestro, pero que inspiran desconfianza --, con pimienta, dàtiles, miel, vinagre, vino, aceite y mostaza; o sì, cuando se tienen pàjaros, en vez de ponerlos en el asador, se los dejase cocer en un lìquido compuesto de vinagre, miel, aceite, uvas pasas (o bien ciruelas de Damasco, que les daba lo mismo), vino, menta, pimienta y una infinidad de hierbas de sabor fuerte (Ibid. V, 1-227-).

"DIP DE MIEL Y MOSTAZA"

** 1/2 taza de miel

** 2 cucharadas de mostaza Dijon (o Düseldorf)

** 2 cucharadas de semillas de mostaza negra (partidas)

** 1 cucharadita de mostaza en polvo (Colman, inglesa)

** Sal y pimienta negra recièn molida

Mezclar todos los ingredientes y utilizar con carnes, aves o pescados; tambièn con ensaladas de hojas (colocar algunas de sabor amargo); como variante se puede aligerar con un aceite neutro o con crema de leche.

"VINAGRETA DE MIEL"

** 1/4 taza de miel

** 1/4 taza de vinagre de manzana o cerezas

** 3/4 taza de aceite de oliva

** Sal y pimienta negra recièn molida

Mezclar el vinagre con la sal y pimienta, integrar batiendo la miel y luego el aceite de oliva. Ideal para acompañar una ensalada de hojas verdes con un pescado, o pollo, a la parrilla o fumè.

"CORDERO CON MIEL Y FRUTAS SECAS"

(ingredientes para dos amantes)

** 600 grs. de GIGOT (pierna de cordero)

** 1/2 taza de miel

** 1 cucharada de semillas de mostaza (molidas en el mortero)

** 1 rama de canela (triturada con la mano groseramente)

** 1/2 taza de aceite de oliva

** 1 echalotte picado

** 2 cucharadas de aceto balsàmico

** 1/2 cucharada de comino en grano (calentar en sartèn antes de usar)

es preferible reemplazar por KÜMEL

** 1/2 cucharada de semillas de cardamomo

** 1/2 ajì -- chile -- picante, picado

** 1 cucharadita de hebras de azafràn

** 3 clavos de olor

** 1 cucharadita de semillas de coriandro (culandro, curatu, cilantro)

** 1 taza de caldo de cordero

** 1/2 taza de damascos secos, remojados en jerèz

** 1/2 taza de ciruelas secas, sin semillas, remojadas y cortadas en trozos

** 1/2 taza de pasas de uva rubias y negras

** 1/2 taza de dàtiles en almìbar o glaceados, sin semillas y cortados

** 1/2 taza de piñones

** 1/2 taza de almendras tostadas y fileteadas

** 1/2 taza de pistachos partidos

** 1 cucharada de hojas de romero

** sal y pimienta negra recièn molida

OTROS:

** 1 taza de kinotos en almìbar

** 2 limones al horno o en sal muera

** 1 taza de cuscùs

** 1 endibia

** 1 taza de cilantro fresco picado

Tostar las semillas y molerlas en un mortero. En una cacerola, transparentar los echalottes con aceite, agregar la carne cortada en cubos de unos 3 a 4 cm., sellar e incorporar las especias, el aceto balsàmico y cocinar durante 5 minutos màs tapando la cacerola. Incorporar la miel, revolver y luego de unos minutos agregar el caldo. Seguir cocinando destapado a fuego bajo, durante 15/20 minutos. Incorporar màs lìquido si reduce totalmente y las frutas secas. Dejar reducir hasta que forme un almìbar no muy espeso.

Servir, espolvoreando con el cilantro picado, acompañando con Cus-cùs, limones, kinotos y hojas de endibias.

Si va a comprar el cordero entero, le recomiendo el patagònico que es de delicada exquisitez. Tratar de no comprar animales grandes (de mucha edad) ya que su sabor es màs intenso - fuerte -. Si compra la pata trasera (GIGOT) deberà sacarle la glàndula ubicada entre los mùsculos -si se omite esto, confiere un olor y gusto fuerte a la carne- para lo cual deberà realizar una incisiòn profunda en la parte curva de la pierna de cordero y hurgue con sus dedos hasta encontrarla. Arrànquela y desèchela.

El cus-cùs se vende en las tiendas de delicateses, tambièn en algunos sùpermercados o en comercios orientales. Se cocina al vapor o en caldo, preferiblemente de verduras.

"KINOTOS EN ALMIBAR"

** 1 Kg. de kinotos (limpios y frescos)

** 1/2 Kg. de azùcar

** 1 litro de agua

** agua de azahar a gusto

Lavar muy bien los kinotos. Hervir en agua limpia durante 10 minutos, retirar, enfriar y al dìa siguiente hervirlos en almìbar 20 minutos. Guardar en frascos previamente limpios, bien tapados y en lugar fresco.

"LIMONES ASADOS"

** 6 limones de càscara firme y limpia

** 1 y 1/2 taza de aceite de oliva

Lavar bien los limones, secarlos y envolverlos en papel metàlico (no dejando escapar vapor). Llevar a horno muy bajo durante 4 `0 5 horas. Retirar y guardar cubriendo totalmente con aceite de oliva.

"LIMONES EN SALMUERA"

** 6 limones

** 1 kg. de sal marina

** 1/2 kg. de sal muera

** aceite de oliva

Lavar muy bien los limones, secar y cubrir con ambas sales, dejar asì durante siete dìas, pudièndose guardar de esta manera, en frascos y enjuagando antes de usar. La otra opciòn el limpiarlos muy bien y guardarlos en aceite de oliva.

"Y el cordero corneador no perdonò a aquella oveja batalladora, y sus sacudidas eran las de un verdadero padre de cuello gordo, y la conjetura que le sirviò era una conjetura de nervio gordo, y el padre de la blancura no fue inferior a la herramienta prodigiosa..."

-- de Las Mil y Una Noches --

"CREPES O PANQUEQUES DE MIEL Y HELADO DE LIMON"

(para dos, sin tiempo y... muy excitados...)

** 2 crêpes

** 4 cucharadas de miel de abejas

** 2 bochas de helado de limòn

Cubrir cada crêpe con miel, calentar en una platina enmantecada en horno bien fuerte. Doblar en dos, luego en dos màs, como un pañuelo, acompañar con una bocha de helado de limòn y si son de tu agrado: cascaritas de limòn glaceadas, cortadas finamente. Ah, no te olvides del champagne y tenè a mano un par de profilàcticos, camisinhas, forros o còmo le quieras llamar.

CUIDARTE Y CUIDAR TAMBIEN ES AMAR.

MIEL, otros usos...

Si a pesar de todo te resistìs a comerla (la miel, claro) de esa manera, podès untarte todo el cuerpo con ella y ofrecerla para que alguien pueda tomarla de allì, te va a gustar, las cosquillitas de la lengua son lo màs..., o hacelo vos, tomàndola de la piel de tu pareja. Tambièn como mascarilla facial para cutis secos es excelente, y con yemas de huevo batidas y un poco de aceite de almendras, es genial para un baño de cabellos secos y dañados por las tinturas, el sol, el mar....

Despuès de todo, jugate y frotale las partes ìntimas con miel y polvo de almendras, luego probalo, te aseguro que ademàs de gustarte demasiado, èl o ella te haràn lo mismo y se van a procurar el màs elevado de los placeres.

"Furtiva pareja contra el muro, en la sombra (...)

Ella tiembla, su boca inexorable, y en sueños

entreabre el jardìn de sus rodillas

sus legendarios pezones resplandecen

detràs de las montañas. El la arrastra, la estrangula en una ardiente litùrgia,

le arranca el vestido, gime por una gracia de amor."

-- E. Molina --

"Y sin embargo, era apenas el principio, porque en un momento dado, ella se tordulaba los HARGALIOS, consintiendo en que èl aproximara suavemente sus ORFELUNIOS. Apenas se ENTREPLUMABAN, algo como un ULUCORDIO los ENCRESTORIABA, los EXTRAYUXTABA y PARAMOVIA, de pronto era el CLINÒN, la ESTERFUROSA CONVULCANTE de las MÀTRICAS, la JADEHOLLANTE EMBOCA PLUVIA del ORGUMIO, los ESPROEMIOS del MERPASMO en una SOBREHUMÌTICA AGOPAUSA. ¡EVOHÈ! ¡EVOHÈ! VOLPOSADOS en la cresta del MURELIO, se sentìan BALPARAMAR."

-- Julio Cortàzar --

La miel se encuentra dentro de los alimentos producto de la recolecciòn (luego su cultivo a travès de la apicultura), ya en nuestro territorio (Argentina) era apreciada por los denominados Grupo de indìgenas del Litoral: Mepenes, Mocoretàes, Calchines, Quiloazas, Corondas, Timbùes, Carcaràes, Chanàes, Mbeguàes, Querandìes y Guaranìes; los Càingang de la Mesopotamia: guaranìes, cainaroes y mbeguàes, los Guaycurùes del Chaco Oriental, Abipones (Riikahe: nakaigetergehè; jaaukanigà-mepenes-); Mbayàes; Payaguàs; Mocovìes; Cocolotes Aguilotes, Tobas (toba-miri (py) y Toba-Guazù (arg.) y Pilagàes. Los Lule-Vilelas del Tucumàn (juries o xuri): Esistinè, Toquistinè, Oristinè, Axostinè, Tambostinè, Guaxastinè, Caustinè, Xulela: Vilelas ppopia, Chunupì, Pazaine, Atalala, Omoampa, Yeconoampa, Vacaa, Ocole, Ipà, Yooc o Guamalca. Los matacos y congèneres del Chaco Occidental: Mataco-Macca (matacos, chorotìs, ashluslay, maccaès), Matacos (agoyàes, teutas, tayndàes, mataguayos), y los guaranìes (tupì-guaranì). Guaranìes de las Islas o Chandules, Carcaraña, Santa Ana, Cainguàs y Chiriguanos.

Los matacos reconocìan 16 clases distintas segùn sea la especie de abeja que la elabora, la miel de camoatì de los guaranìes, las denominadas por los lule-vilelas: abocots, yalam, ame, qualè, yan, amil, quilili, vacots; con la que preparaban el guarapo (hidromiel).

ALGUNOS DATOS REGIONALES DE LA ARGENTINA

CA MOATÌ; CA MUTÌ o CÀ BACHUI: (avispa de la familia de Vespidae, cientìficamente llamada POLIBIA SCUTELLARIS -- WHITE --; presente en nuestra mesopotamia y norte del paìs). La palabra es de origen guaranì y significa "avispas reunidas amigablemente" (CAMUATÌ). Su miel, considerada por muchos superior a la de la abeja, constituye un alimento natural de muchas poblaciones.

EIRETÈ (guaranì) equivalente a la miel de abeja, de "cirè"=miel y etè: verdadero o verdadera.

GUARAPO: bebida fermentada a base de miel y agua: agua frìa en una cantidad de miel de caña o, si no hay miel, entonces ponerla. Se deja fermentar a voluntad en una vasija ya acostumbrada, o añadièndole algo de fermento pronto (se emplea en comidas, en TOLIMA y otros departamentos.

LECHIGUANA: Himenòptero, especie de avispa melìfera de algunas regiones de la Rep. Argentina, que fabrica sus colmenas, las cuales sujetan a los àrboles y arbustos como el camuatì. La miel que fabrican estos insectos es muy aromàtica, casi cristalina y muy agradable, menos empalagosa que la de abeja (en ciertas èpocas suelen encontrarse algunas cuya miel produce una especie de embriaguez o sopor; seguramente proveniente de un cierto fermento que sufre aquella, o de las flores de donde extraen los elementos para su elaboraciòn; en una oportunidad me comentò sobre este efecto el antropòlogo E. Corden; el cual consumiò miel mientras realizaba un trabajo de estudios entre los Chamacoco de Babina Negra en Paraguay).

MIRI: insecto muy pequeño, especie de abeja que fabrica sus pequeños panales con una cera bastante oscura, que llenan con una miel de sabor delicioso, que creo que no tendrà nada que envidiar a la ambrosìa o nèctar de los dioses. Estos insectos se encuentran en el territorio de Misiones y forman sus panales en los huecos de los àrboles o de las piedras, en las grietas de los muros y de las paredes viejas.

PULA: plato tìpico del noroeste argentino que se prepara con harina de maìz y miel.

CARACTERISTICAS DE LA MIEL

La miel es de caràcter neutro (ying-yang), pertenece al elemento tierra, consistente en sustentar, reproducir, transformar y devolver. El elemento "tierra" nutre nuestra memoria y da forma y orden a nuestros pensamientos, por lo que sirve de sustento al espìritu. La capacidad de concentrarse y de imaginar lo esencial, es una de las premisas para la meditaciòn, el mètodo màs importante para alcanzar la sabidurìa e iluminaciòn.

Si falta "tierra", se instalan en nosotros la falta de memoria y el desgano para las tareas de la vida. La distracciòn, la enfermedad de nuestro tiempo, va apoderàndose paulatinamente de la energìa que tienen las ideas claras. Ademàs, las personas con falta de "tierra" a menudo carecen de independencia y no son dueñas de sì mismas, ni siquiera en la edad adulta.

Por el contrario, un exceso de "tierra" nos hace mezquinos y nos conduce a ideas fijas y a la obsesiòn por el pasado. La vitalidad de la vida se aboga en la planificaciòn y el criterio de utilidad.

Es de caràcter afrodisìaco; y como consejo final para las damas: su consumo excesivo disminuye la lubricidad, asì que es de recomendar el uso que se atribuye a Cleopatra, y no el consumo directo.

** En ritos tàntricos, en la India, se usaba una mezcla de hachìs con miel y àmbar gris.

** Cleopatra, la famosa y extinta reina egipcia; en realidad griega, hija de Ptolomeo y ùnica mujer que en vida adoptò las identidades de: Venus (Cèsar mandò a cambiar la imagen de la diosa por la de Cleopatra en el templo de Venus en Roma); de "Afrodita" (se presentò como ella, al encuentro con Marco Antonio) y de Isis (modo peculiar de ganar la confianza del pueblo egipcio y de reafirmar el poder con vistas a ampliar el imperio, ya que el hijo de Cèsar, Cesariòn, fue presentado como Horus). Bueno, las malas lenguas y tambièn las buenas, cuentan que esta sabia y poderosa reina, gozaba de todos los atributos de esas diosas en sus conocimientos de lograr acrecentar el placer, la voluptuosidad y la lujuria entre sus amantes. Tambièn se dice que preparaba una mezcla con polvo de almendras, miel y esencia de rosas, con la que frotaba sus partes ìntimas... habrìa que preguntarle a Cèsar o a Marco Antonio si solamente fue ese el motivo por el cual no pudieron salir de entre las piernas de ella...

** "Si un hombre, despuès de haber frotado su Lingam con una mezcla de polvos de manzana espinosa, de pimienta larga, de pimienta negra y de miel, tiene comercio sexual con una mujer, la somete enteramente a su voluntad".

-KAMA SUTRA-

** "Primer Vajikarana (afrodisìacos)- Luego de haber expuesto el jugo del Buya-Kokal (solanum jacquini, planta espinosa), al sol hasta la disecaciòn, añadirle manteca derretida, azùcar cande y miel. Esta prescripciòn da fuerza de diez hombres y permite a uno solo el contentar a diez mujeres".

-EL ANANGA RANGA-

** Era conocido el uso de la miel entre las sacerdotisas de Afrodita, que ademàs de brindar placer y regocijo a sus amantes masculinos, practicaban entre ellas el juego del amor entre hembras calientes.

** Abeja (Egipto) anàloga a la monarquìa de ellas, unida a la idea de laboriosidad, creaciòn y riqueza que derivan de la producciòn de miel, sìmbolo del alma y el matriarcado.

** Aristeo: dios de la naturaleza campestre, de la caza, de la cria, del ganado y de la apicultura. Enseñò a los hombres el cultivo y extracciòn de la miel.

** En el antiguo Egipto, la aplicaciòn externa de una pomada de miel y aceite de castor servìa para curar los dolores de las extremidades.

** Hay muchos tipos diferentes de miel, me refiero a su perfume, textura y sabor, ya que de èl dependen las zonas de recolecciòn de polen de las abejas. A quienes deseen aventurarse en esta sutil exquisitez le recomiendo visitar los locales especializados en miel, donde encontraràn mieles claras, oscuras, opacas, transparentes, de tal zona o de tal otra, con sabor y perfume a manzanilla, eucaliptus, manzano, azahares, rosas, tomillo y muchos màs. No se pierdan esa experiencia, bien vale una noche de placer y de lujuria, entregàndose a la voluptuosidad de provocar estos sabores en el lugar màs recòndito de la piel del amante...

Hay tambièn otras mieles que no dependen de la abeja, pueden ser de algùn tipo de avispa, o tambièn la miel negra, de caña de azùcar, o la miel de palma extraìda de un tipo de palmera, no desaconsejable ninguna de ellas para tus futuras experiencias.

Recuerdo que la ùltima vez que probè provenìa de una piel clara con ojos color mar, selva y cielo, en sus cabellos me aguardan el sol y el viento; en su anatomìa el sabor de la miel mezclada con la sal marina y en su boca el agua dulce de manantial con miel salvaje de los bosques..., estàbamos a pleno sol, a muchos metros de altura, sobre unas rocas que se asomaban al mar y detràs la selva..., fue una de las mieles que nunca olvidarè en la vida, todavìa recuerdo sus perfumes salvajes con un dejo de salvia y anìs..

PROBALO Y DESPUES ME CONTAS...

UNA SOCIEDAD MATRIARCAL

Haciendo un recorrido por el pequeño y ancestral mundo de nuestras amiguitas, a veces indeseables, las abejas, podemos observar su comportamiento social. La pequeña abeja HALICTUS QUADRICINCTUS hace una diminuta madriguera en el suelo y construye algunas càmaras, en algunas de las cuales pone un huevo. Las larvas que nacen son alimentadas regularmente por la madre. Este comportamiento se conoce con el nombre de aprovisionamiento progresivo; cuando las larvas han crecido completamente, el adulto cierra las celdillas y muere antes de que aparezcan las jòvenes abejas.

Las abejas del gènero ALLODAPE deposita los huevos en un tallo hueco y reciben el alimento masivamente, o por aprovisionamiento progresivo. Cuando las hembras jòvenes salen al exterior, permanecen en el nido y ayudan a alimentar a las larvas màs pequeñas durante algùn tiempo, antes de volar para el apareamiento.

La abeja HALICTUS MALACHURUS tiene una organizaciòn todavìa mayor. En primavera las hembras construyen pequeñas madrigueras y hacen celdillas que aprovisionan masivamente con miel, cerràndolas despuès de poner un huevo. La primera descendencia que aparece està toda compuesta de hembras, pero èstas no son idènticas a su madre. En realidad son abejas obreras. En vez de marcharse del nido, se dedican a hacer màs celdillas y a recoger polen y nèctar. La primera madre, o reina, deja de salir y se encierra para poner huevos en las celdillas fabricadas por las obreras. Este es un caso de verdadera cooperaciòn y de vida social. En el verano, los machos y las hembras normales (que no son obreras) aparecen y se aparean. Siguen frecuentando el nido, pero no trabajan. Sòlo las nuevas reinas sobreviven en invierno y comienza de nuevo el ciclo en primavera.

Los abejorros y las avispas sociales tienen nidos mucho màs grandes que las HALICTUS MALACHURUS. Las obreras son màs pequeñas que las reinas y distintas fisiològicamente. Los abejorros almacenan polen y miel, en previsiòn de que haga mal tiempo, y no dan directamente a las larvas todo el alimento recogido. En Europa sus colonias son solamente anuales, pero en los tròpicos pueden durar varios años, como las de las verdaderas abejas de la miel. La reina de los abejorros y de las avispas pasa el invierno semialetargada y comienza a construir en primavera. Las abejas hacen sus nidos en viejas madrigueras de ratòn, etc. y construyen sus celdillas con cera.

Las abejas tìpicas de la miel estàn màs adelantadas que los abejorros y las avispas. Hay grandes diferencias entre las tres formas: reinas, obreras y machos (zànganos). Las colonias nuevas las origina no una sola reina, sino una reina junto con un enjambre de obreras, que abandonan la colonia materna y se establecen en otra parte. Los àrboles huecos son sitios apropiados para ello. La reina no participa en la construcciòn de las celdas ni en la recolecciòn de alimentos, siendo una especie de màquina de poner huevos. No tiene peines para recoger polen ni otras estructuras para el aprovisionamiento o la construcciòn.

Las larvas, que estàn en las celdillas del panal, son alimentadas por las obreras. Hay un cierto grado de divisiòn de trabajo entre las obreras. Las obreras màs jòvenes se ocupan, normalmente, del cuidado de las larvas y no van a buscar polen hasta ser màs adultas. Tambièn realizan otros trabajos "domèsticos", como la construcciòn de los panales y la limpieza. De vez en cuando se construyen celdas grandes, en las que se alimenta a las larvas con una comida especial (jalea real). Estas, al desarrollarse, dan nuevas reinas. Cuando se junta el enjambre, es la reina "vieja" la que abandona la colmena. Las nuevas libran una batalla campal para tomar la direcciòn del nido. Una colonia "adulta" consta de 60.000 ò màs obreras. Los zànganos sòlo aparecen, generalmente, en verano. Las generaciones de primavera y de otoño sòlo son obreras.

Como podemos observar, en estas sociedades de insectos, las hembras desempeñan el papel principal. ¿Habrìa cambiado esto si hubiese existido entre ellas algùn tipo de evoluciòn intelectual, como por ejemplo la religiosa?

Hasta ahora, las abejas son una forma de sociedad matriarcal que sigue manteniendo el principio femenino del cosmo; y en la cual se establece un equilibrio entre las fuerzas Ying y Yang, ya que no se desecha totalmente el elemento masculino, tomàndolo como fuerza fecundante de la naturaleza.

EL REY SOL Y EL LENGUAJE DE LAS ABEJAS

En su vuelo, la abeja describe un "ocho" y vibra el abdomen mientras recorre la lìnea central (la "direcciòn recta"). Los experimentos demuestran que este baile de contorno indica la situaciòn del alimento y, tambièn, su distancia. Cuando tiene lugar en la plataforma, es decir una superficie horizontal, la "direcciòn recta" apunta hacia el lugar del alimento. Mientras siguen la danza, otras obreras se fijan en el àngulo del Sol con la direcciòn de la danza y, cuando vuelan, mantienen constantemente este àngulo con el Sol. Esto no es posible cuando el baile tiene lugar en las paredes de los panales, en el interior de la colmena, porque no pueden ver el Sol. Entonces, la abeja usa una lìnea vertical para representar la direcciòn del Sol, y realiza la danza con un cierto àngulo respecto a la vertical. Este àngulo es igual al que hay entre el Sol y el alimento. Si el alimento està en direcciòn opuesta al Sol, la "direcciòn recta" va hacia abajo.

Puede pensarse entonces que las abejas sòlo se orientan cuando luce el Sol, pero èstas vuelven a sorprendernos con sus habilidades. Mientras hay una parte de cielo azul visible, logran detectar la posiciòn del Sol, porque la luz del cielo està polarizada en relaciòn con la mayor o menor altura del Sol. Las abejas lo detectan de algùn modo, y el baile se realiza en forma usual.

Cuando han llegado a la zona donde està la comida, las abejas saben dònde buscar. El color de las flores, probablemente, es un medio; aunque las abejas, cuyos ojos son sensibles a la luz roja, visitan las flores purpùreas, azules, amarillas, algunas ven las blancas y, muy raramente, las de color rojo. Las lìneas oscuras de los pètalos (guìas de la miel) parecen guiar a los insectos hacia el nèctar, los estambres y el estigma. Pero el olor desempeña un papel màs importante. Cada flor tiene su olor particular, y la abeja recolectora lo lleva a la colmena. Sus compañeras pueden percibir el olor durante el baile y reconocerlo luego, al llegar al terreno indicado. Para guiarlas con mayor presiciòn, la primera visitante deja algo de su propio olor alrededor de las flores. Las abejas, guiadas de este modo, van directamente al alimento y no desperdician sus fuerzas en flores no abiertas o marchitas. Tanto el calor como el aroma, desempeñan un papel importante en la constancia con que visitan en cada viaje (o en cada serie de viajes) solamente un tipo de flor. La ventaja para la planta es que asì recibe polen de su misma especie, y las abejas se benefician al conocer la posiciòn exacta del nèctar en la flor. Asì gastan menos tiempo y energìa para obtener el mismo resultado.

Como podemos observar, no solamente el hombre ha tomado como referente al Sol; y la naturaleza nos demuestra una vez màs, la importancia del olfato y la sintonìa de la vista en la atracciòn...

"Cuando, en la tarde, mis pàrpados se inclinan,

y respiro el olor de tu seno ardoroso,

me creo transportado a un paìs delicioso,

que los fuegos de un sol monòtono iluminan.

Es la tierra de pereza donde veo, a la sombra,

de àrboles singulares, cuyo fruto es sabroso,

hombres de cuerpo enano, àgil y vigoroso,

y mujeres cuyo ojo franco y lìmpido asombra.

Tu olor me hace vagar por los ardores indos,

y veo un puerto, y màstiles y velas blanquecinas

todavìa cansadas de las olas marinas.

Y el perfume de los lejanos tamarindos,

abriendo mis sentidos a placeres ligeros,

se junta en mi alma a un claro cantar de marineros".

-- Perfume exòtico; Carlos Baudelaire -- de "Las flores del mal" --

FECUNDIDAD Y SOL; EL VUELO NUPCIAL; VIDA Y MUERTE

Veamos ahora, de què manera se efectùa la fecundaciòn de la abeja reina. En esto, la Naturaleza ha tomado tambièn medidas extraordinarias para favorecer la uniòn de los machos y de las hembras nacidas en troncos diferentes; ley extraña, que nadie la obligaba a decretar, capricho o, quizà, inadvertencia inicial, cuya repeticiòn gasta las fuerzas màs maravillosas de su actividad.

Es probable que si la Naturaleza hubiese empleado en asegurar la vida, en atenuar el sufrimiento, en endulzar la muerte, en apartar los azahares terribles, la mitad del genio que prodiga en torno a la fecundaciòn cruzada y de algunos otros deseos arbitrarios, el universo nos hubiera ofrecido un enigma menos incomprensible, menos lastimoso que el que procuramos penetrar. Pero conviene buscar nuestra conciencia y el interès que en la existencia tomamos, no en lo que hubiera podido ser, sino en lo que es.

En torno a la reina virginal, y viviendo con ella entre la multitud de la colmena, se agitan centenares de machos exhuberantes, siempre ebrios de miel, cuya ùnica razòn de existir es un acto de amor. Pero a pesar del contacto incesante de dos inquietudes que en todas partes, fuera del caso que tratamos, vencen todos los obstàculos, jamàs se opera la acciòn en la colmena, y nunca se ha logrado hacer fecunda a una reina cautiva. Los amantes que la rodean ignoran lo què es, mientras permanece entre ellos. Sin sospechar que acaban de separarse de ella, que duermen con ella sobre los mismos panales, que quizà le han dado empujones en su salida impetuosa, van a pedirla al espacio, a los valles màs recònditos del horizonte. Dirìase que sus ojos admirables, que cubren su cabeza con un fulgurante casco, no la reconocen ni la desean sino cuando se cierne en el espacio azul. A diario, de once a tres, y sobre todo cuando al mediodìa despliega hasta los confines del cielo sus grandes alas azules para atizar las llamas del sol, la horde empenechada se precipita en busca de la esposa màs real y màs inesperada que en ninguna leyenda de princesa inaccesible, puesto que la rodean veinte o treinta, que han acudido de todas las ciudades de los contornos para hacerle un cortejo de màs de diez mil pretendientes, y puesto que entre esos millares uno solo serà elegido, para un beso ùnico de apenas un minuto, que le casarà con la muerte al mismo tiempo que con la felicidad, mientras los demàs volaràn inùtilmente en torno a la pareja abrazada y pronto pereceràn sin volver a ver la apariciòn prestigiosa y fatal.

Despuès de la fecundaciòn de las reinas, si el cielo està despejado y el aire caliente, si el polen y el nèctar abundan en las flores, las obreras, por una especie de indulgencia olvidadiza, o quizà por una previsiòn excesiva, aùn toleran durante algùn tiempo, la presencia inoportuna y ruidosa de los machos. Estos se portan en la colmena como los pretendientes de Penèlope en casa de Ulises. Hacen vida regalada y alegre, llevando una existencia de amantes honorarios, pròdigos y faltos de delicadeza: satisfechos y panzudos, obstruyen las calles, estorban la circulaciòn, dificultan el trabajo, dan y reciben empujones, azorados, presuntuosos, henchidos de un desprecio aturdido y sin malicia, aunque despreciados con inteligencia e intenciòn, inconcientes del odio que se acumula, del destino que les espera. Escogen para dormitar a sus anchas, el rincòn màs tibio de la morada; se levantan indolentemente para ir a chupar en las celdas abiertas la miel màs perfumada y ensucian con sus excrementos los panales que frecuentan. Las pacientes obreras miran al porvenir y reparan el daño, en silencio. De dos a tres de la tarde, cuando la campiña azulada tiembla de feliz cansancio bajo la mirada invencible de un sol de julio o de agosto, aparecen en el umbral. Ostentan un casco compuesto de enormes perlas negras, dos altos penachos animados, un jubòn de terciopelo leonado y frotado de luz, un vello heroico, un cuàdruple manto rìgido y translùcido. Hacen un ruido terrible, apartan a las centinelas, derriban a las ventiladoras, hacen caer a las obreras que vuelven cargadas con su humilde botìn. Tienen el porte atareado, extravagante e intolerable de dioses indispensables que salen en tumulto hacia algùn fin ignorado del vulgo. Una tras otra afrontan el espacio, gloriosas, irresistibles, y van a posarse tranquilamente sobre las flores màs pròximas, donde se duermen hasta que la frescura de la tarde las despierta. Entonces vuelven a la colmena en el mismo torbellino imperioso, y llevados siempre del mismo propòsito intransigente, corren a las bodegas, meten la cabeza hasta el cuello en las cubas de miel, se hinchan como ànforas para reparar sus fuerzas agotadas, y vuelven, con pesadez, a entregarse al buen sueño, sin inquietud que les turbe hasta la pròxima comida.

Pero la paciencia de las abejas no es igual a la de los hombres. Una mañana circula por la colmena la esperada consigna, y las tranquilas obreras se convierten en jueces y en verdugos. No se sabe quièn la da; emana de pronto de la indignaciòn frìa y razonada de las trabajadoras, y segùn el genio de la repùblica unànime, apenas pronunciada llena los corazones. Parte del pueblo renuncia a la recolecciòn para consagrarse hoy a la obra de justicia. Los gruesos holgazanes, dormidos en racimos indolentes sobre los muros melìferos, son bruscamente despertados por un ejèrcito de vìrgenes irritadas. Atontados, no pueden dar crèdito a lo que ven, y a su asombro le cuesta trabajo ver claro a travès de su pereza, como un rayo de luna a travès del agua de un pantano. Se imaginan que sonbro le cuesta trabajo ver claro a travès de su pereza, como un rayo de luna a travès del agua de un pantano. Se imaginan que sonbro le cuesta trabajo ver claro a travès de su pereza, como un rayo de luna a travès del agua de un pantano. Se imaginan que sonbro le cuesta trabajo ver claro a travès de su pereza, como un rayo de luna a travès del agua de un pantano. Se imaginan que sonbro le cuesta trabajo ver claro a travès de su pereza, como un rayo de luna a travès del agua de un pantano. Se imaginan que sone maleza de dardos envenenados que erizan. La atmòsfera de la colmena ha cambiado. El perfume amistoso del nèctar ha cedido el puesto al acre olor del veneno cuyas mil gotitas brillan en la punta de los aguijones y propagan el rencor y el odio. Antes de que se haya dado cuenta el hundimiento inaudito de su destino abundante, del trastorno de las felices leyes de la ciudad, cada uno de los paràsitos espantados es acometido por tres ò cuatro justicieras, que le cortan las alas, le cierran el pecìolo que une el abdomen al tòrax, amputan las antenas febriles, dislocan las patas, buscan una hendidura en los anillos de la coraza para hundir en ella su espada. Enormes, pero sin armas, desprovistos de aguijòn, no piensan en defenderse, procuran evadirse o no oponen màs que su masa obtusa a los golpes que les agobian. Derribados de espaldas, agitan torpemente, en el extremo de sus poderosas patas, a sus enemigas, que no sueltan la presa, o girando sobre sì mismos arrastran al grupo en un torbellino loco, pero pronto extenuado. Poco tiempo despuès se encuentran en un estado lastimoso, que la piedad que nunca està muy lejos de la justicia, en el fondo de nuestro corazòn, vuelve aprisa y pedirà perdòn, pero inùtilmente, a las duras obreras, que no conocen màs que la ley profunda y seca de la naturaleza. Las alas de los infelices son lauradas, sus tarsos arrancados, sus antenas roìdas y sus magnìficos ojos negros, espejos de las flores exhuberantes, reflectores del azul celeste y de la inocente arrogancia del estìo, ahora suavizadas por el sufrimiento, no reflejan màs que la miseria y la angustia del fin. Unos sucumben a sus heridas y son inmediatamente transportados por dos ò tres de sus verdugos a los cementerios lejanos. Otros, menos heridos, logran refugiarse en un rincòn, en el que se apiñan, y donde una guardia inexorable les bloquea hasta que mueren de hambre. Muchos consiguen llegar a la puerta y escapar al espacio, arrastrando a sus adversarias, pero al atardecer, acosados por el hambre y el frìo, vuelven en masa a la entrada de la colmena a implorar abrigo. Allì encuentran otra guarida inflexible. Al dìa siguiente, en su primera salida, las obreras desembarazan el umbral donde se amontonan los cadàveres de los gigantes inùtiles y el recuerdo de la raza ociosa se extingue en la ciudad hasta la primavera siguiente.

-- "La vida de las abejas", Mauricio Maeterlick --

-- El origen de la abeja es antiquìsimo, pues se remonta posiblemente a principios de la era terciaria, es decir, a los perìodos del Eoceno inferior, medio y superior de hace apro

ximadamente 50 millones de años. Se han hallado abejas fòsiles en terrenos de los perìodos Oligoceno y Mioceno, correspondientes a la Era Terciaria, es decir que el Oligoceno data de unos 30 a 35 millones de años y el Mioceno de 15 a 25 millones de años.

-- Desde el año 2500 a.C. se conoce un documento sobre la explotaciòn de abejas, y se trata de una escena sobre cosecha de miel en un colmenar de seis colmenas superpuestas, esculpido sobre una pared del Templo del Sol. En una tumba egipcia de 1500 a.C. se encontrò una escena similar.

-- Segùn M. Mèdici (1964), fue hallado un dibujo en una roca de un pueblo del sur de España, alrededor del año 17.000 a.C., denominado de los Azilios, que representaba a dos hombres ahumando un nido de abejas.

-- Ligamaza: las exudaciones de "gotas de rocìo" que caen por la mañana temprano, de las casuarinas y otras plantas, pueden ser recogidas por las abejas pecoreadoras, y las convierten en un producto llamado ligamaza, rica en gomas y dextrinas, y menos glucosa y levulosa que la miel.

-- La miel es una soluciòn muy concentrada de glucosa y levulosa, con pequeñas cantidades de sacarosa, dextrina, proteìnas, sales minerales, àcidos orgànicos, etc.

-- Muy poco se sabe con respecto a la composiciòn de los elementos aromàticos de la miel, se conoce empero que los mismos son sumamente volàtiles y desaparecen con el calentamiento, por cuyo motivo aquellas mieles que han sido calentadas excesivamente pierden total o parcialmente su aroma.

-- En nuestro paìs las mieles del norte son de color oscuras, las del centro de color àmbar y las del sur claras, siendo estas ùltimas las que se venden con mayor facilidad y a mayor precio.

-- La alfalfa, el trèbil, los cardos silvestres, la flor morada y muchos frutales dan mieles claras; el algarrobo, ñandubay, chañar, mole, etc., producen mieles de color àmbar acentuado, en tanto que los eucaliptus y el alforfòn o trigo sarraceno las dan de un color oscuro. Las de primavera son generalmente màs claras que las de verano, siendo las primeras de color àmbar claro y las segundas de un àmbar màs intenso.

-- El doctor Liebstein afirma "que la miel es un alimento concentrado y nutritivo, de fàcil digestiòn y asimilaciòn. Es un buen agente energètico, emoliente, reconfortante y vigorizador".

-- Por destilaciòn del hidromiel se obtiene el aguardiente de miel, considerado como uno de los màs finos y que se emplea especialmente en la elaboraciòn de licores de calidad.

-- Como materia leudante, para activar la levadura de cerveza, ha demostrado gran èxito en la industria panadera.

-- En el siglo XVI los conquistadores europeos trajeron las primeras colonias de abejas europeas, "la mosca del hombre blanco" para los nativos, y se inicia su difusiòn, aunque los nativos ya conocìan y disfrutaban con anterioridad de los beneficios de la miel, llegando a reconocer algunas tribus 16 clases distintas de ella.

-- En el siglo XIX, con la gran revoluciòn industrial se reemplaza la miel, uno de los alimentos màs naturales, por el azùcar de caña y remolacha. Pese a ello se continùa trabajando, perfeccionando su mètodo de crìa y mejorando las razas de abejas.

BABAROIS (crema sostenida) de MIEL CON SALSA DE FRUTASROJAS

(para dos amantes ardientes)

** 1 taza de miel

** 2 tazas de crema de leche

** 1 cucharada (10 grs.) de gelatina sin sabor

** 1 vaso de vino blanco dulce (o jerèz amantillado)

** 4 cucharadas de miel de tomillo (extras) para la salsa

** 6 cerezas descarozadas

** 6 frutillas

** 1 taza de aràndanos, frambuesas, moras y cherrys

** 1 cucharada de manteca

** 1 clavo de olor

** 1 pizca de azafràn

** 1 pizca de nuez moscada

** 1 pizca de pimienta de Jamaica

** 1 ramita de canela

** 1 cucharada de gengibre rallado

Batir la crema hasta medio punto. Calentar (sin hervir) la miel, incorporarle la gelatina previamente hidratada mezclando muy bien. Mezclar la crema con la miel incorporàndo

las bien, logrando un batido firme, esponjoso y suave. Llenar con ello dos moldes indivi-

duales y enfriar como mìnimo 8 a 12 horas en heladera a frìo normal. Desmoldar con ayu

da de un repasador ( previamente sumergido en agua caliente) o pasando ligeramente --

por un recipiente con agua caliente.

Salsa: en una cacerolita colocar la manteca con las frutas y las especias (incluìdo el --

gengibre); agregar el vino y dejar reducir un poco. Retirar la canela y el clavo de olor, pa

sar por mixer o licuadora las 3/4 partes, reservando el resto y llevar la parte licuada incor

porando la miel (dos cucharadas) al fuego hasta alcanzar el punto de caramelo. Incorpo--

rar el resto de frutas enteras y salsear el plato (se puede utilizar tibio o frìo) el babarois --berà estar siempre muy frìo. Decorar con unas hojas de menta fresca y espolvorear con -

azùcar impalpable y canela molida.

"Tòmese una cantidad de cebada de Libia, quìtesele la paja y el tegumento, tòmese una cantidad igual de alcarceña u òrobo, empapar la una y la otra en huevo. Sèquese y muèlase todo. Agreguèsele polvo de cuerno de ciervo, despuès unas cuantas cebollas de narciso machacadas en mortero, despuès goma y harina de trigo Toscana. En fin, ligarlo todo con una cantidad mayor de miel, y esta composiciòn darà al cutis mayor tersura que un espejo".

-- Ovidio, "Cosmèticos": V 53 --

** Otro uso de la miel es mezclada con "cantadirina", las alas molidas de un insecto denominado CANTARIDA, tambièn "mosca rusa", que provoca efectos lujuriosos en quien la consume, aunque ademàs se sabe con consecuencias colaterales muy desagra

dables como el ardor e irritaciòn en exceso de la vegiga y conductos excretores de la orina...

"El escàndalo de Marsella", registrado y conocido en la Historia con ese nombre, fue cuando hombres y mujeres intoxicados con cantaridina -- suministrada por el Marquès de Sade -- se entregan desenfrenada y furiosamente al sexo. Lo describe BRACHAUMONT en sus Memorias Secretas, lo mismo que otros autores y cronistas de la època, asì como todos los biòlogos de Sade (1772).

"¿Què deseamos en el gozo? que todo lo que nos rodea se ocupe màs de nosotros, no piense màs que en nosotros... no existe hombre que no quiera ser un dèspota cuando subyuga sexualmente a una mujer..."

--Sade, "Filosofìa en el Boudoir" --

Yendo a la receta anterior, que ademàs de contener miel, lleva en la salsa unas cuantas especies que será bueno ver en el listado de las mismas sus efectos.

** Por ùltimo, y recordando eso de que las abejas se comunican a travès del Sol y reconociendo olores:

"Despuès de tantos siglos de silencio dondequiera que estès, muerto o resucitado, tù no eres sino el conjunto de aromas que aspiraste mientras vivìas. Huelen todavìa a paja quemada las tardes de verano. El aire hùmedo que precede a las tormentas, la esencia de tierra mojada cuando el aguacero ha pasado, el vapor de mucosa materna que despiden las algas podridas en aquella cala azul (...) permanecen aùn en este valle esperando que vuelvas. Tambièn en la ciudad vacìa estàn en pie como firmes sillares los aromas que sustentaron tu vida. Los làpices Alpino, cuya fragancia va unida al sabor del chicle de fresa, aùn fermentan el aire estancado del aula de primaria. El moho de la capilla penetrado por los cirios, la fetidez del urinario que inunda la sala de billares, el alcanfor en los armarios cerrados, el desodorante de los cisnes, la miel que derraman las librerìas de viejo, todos esos perfumes que forman parte de tu propia resurrecciòn. Sobre aquella tumba cubierta de flores silvestres, tu carne volverà a brotar cuando el viento te traiga otra vez a este valle junto al altar de Diana".

-- Manuel Vicenti; "A favor del placer" --

Bueno, si puedes identificarte con estas vivencias, con estas pequeñas experiencias de vida, estàs un paso màs cerca de comprender la esencia de los afrodisìacos y la base que fundamenta a la "cocina afrodisìaca".

Chocolate, ese oscuro objeto del placer…

CACAO, CHOCOLATE, MANTECA DE CACAO

De la planta de cacao (Teobroma cacao) se extraen las semillas que son tostadas y molidas, y de acuerdo a cada forma comercial se lo procesa: amargo, dulce, como cacao en polvo, en tabletas para taza, en baños instantáneos para tortas y masitas y en tabletas de cobertura negra o blanca.

“El cacao y el chocolate, de las semillas de Theobroma cacao, contienen teobromina y algo de cafeína.(estimulantes del sistema nervioso central), El cacao contiene unos 250g de teobromina y 5mg de cafeína por taza. Las personas que ingieren cafeína o bebidas que la contienen experimentan generalmente menos somnolencia, menos fatiga y piensan con mayor rapidez y claridad. En condiciones experimentales, la cafeína produce mayor capacidad de esfuerzo intelectual sostenido, menor tiempo de reacción y una asociación de ideas más perfecta. Los dactilógrafos, por ejemplo trabajan con más rapidez y menos errores. Los efectos mencionados pueden producirse con la administración de 85 a 250mg de cafeína, la cantidad contenida en 1 a 3 tacitas de café.” –Estimulantes del sistema nervioso central; Theodore W. Rall; Las bases farmacológicas de la terapéutica; A. Goddman Gilman, L. S. Goddman, A. Gilman-

Los aztecas lo consumían en estado líquido, casi siempre durante las ceremonias religiosas. A Colón se lo convidaron apenas desembarcó en suelo americano, pero al gran conquistador no le hizo ninguna gracia. Y no es de extrañar, ya que aquel chocolate distaba mucho de lo que es actualmente: era un potaje graso, muy amargo y se tomaba frío. El verdadero descubridor del cacao fue Hernán Cortes, que sí entendió el valor que el cacao tenía para los nativos. Montezuma -uno de los emperadores aztecas más conocidos- al ver a Cortés lo creyó la encarnación misma de Quetzalcoatl y le ofreció su bebida sagrada, en una copa de oro, y mezclada con los pimientos más picantes de la región.

El Cacao era usado como bebida (Chocolatl) por los aztecas, quienes le agregaban harina de maíz, vainilla y otras especias. Díaz del Castillo, cronista de Cortés, advirtió su alto valor alimenticio y escribió "cuando se ha bebido chocolate se puede viajar toda una jornada sin fatiga y sin tener necesidad de alimentos". Más de cuatro siglos después el chocolate sigue siendo un alimento concentrado de emergencia, utilizado como tal por los ejércitos modernos.

El chocolate cobertura posee un elevado contenido de manteca de cacao. La calidad de las piezas elaboradas artesanalmente no depende del capricho de los hados u otras azarosas contingencias sino del respeto de algunas condiciones relacionadas con la calidad del chocolate, el tratamiento que se le da y el ambiente donde se realiza el trabajo.

El buen chocolate cobertura es duro al tacto y se quiebra con un sordo "crac" al partirlo. Fundente y suave en la boca, la lengua no detecta ninguna partícula que altere su homogeneidad. Brillo suavemente satinado y delicioso aroma completan las características que impiden confundirlo con los baños de fantasía de chocolate, mal llamados "chocolate hidrogenado", en los que la manteca de cacao se reemplaza por grasas hidrogenadas. Es más barato y no hace falta templarlo para su uso.

Templar no es sinónimo de entibiar. Templar: "Dar a un material la dureza o elasticidad necesarias para determinado uso".

Si usted propone y nuestro loco clima dispone debe procurarse un local refrigerado mediante acondicionador porque con una temperatura ambiente que supere los 20°C a 22°C el negrito y también su hermano blanquito (manteca de cacao) se vuelven caprichosos y no adquieren temple.

También vale la pena recordar que si para usted fumar es un placer genial, sensual, no puede disfrutarlo donde se funda, manipule, o almacenen piezas de chocolate porque la manteca de cacao, grasa natural del chocolate, fija algunos componentes del humo que perjudican su sabor. Entonces, chau pucho!... mientras esté con el negrito.

Técnicas de templado

Medio kilo de chocolate es una cantidad adecuada para las primeras pruebas.

Para fundirlo caliéntelo a una temperatura aproximada de 45°C a 50°C, a baño maría, removiendo permanentemente con cuchara de madera para que los componentes del chocolate queden íntimamente mezclados y la temperatura resulte pareja en toda la masa. De no proceder así corre el riesgo de quemar el chocolate por contacto con las paredes del recipiente. Una vez fundido se procede a darle temple. Primero se enfría el chocolate fundido mediante un baño maría inverso hasta que se espese tanto que ya no pueda revolverlo.

El baño maría inverso es similar al otro pero se hace un agua fría con hielo.

El siguiente paso consiste en procurar que alcance la temperatura adecuada para trabajarlo, por lo tanto se lo vuelve al baño maría, esta vez caliente. Se cuenta hasta 10, se retira del baño y se mezcla, repitiendo la maniobra hasta que el chocolate recupere la fluidez, alcanzando una temperatura de 27 a 29°C en verano y de 29 a 31°C en invierno.

Comprobación: moje la punta de un cuchillo en el chocolate y llévelo a la heladera durante 5 minutos. Si al retirarlo el chocolate aparece seco, de color parejo y brillo suavemente satinado, alcanzó la temperatura correcta de temple. Si aparece seco pero opaco y con vetas más claras, hay que calentarlo ligeramente porque aún no ha alcanzado la temperatura de temple. Si por el contrario resulta blanduzco, medio pringoso y muy brillante, se pasó de temple. Enfríelo un poco.

Bueno, como ves, hasta el temple requiere una técnica. Así que para la elaboración deben existir más de una técnica. Sé que existen diferentes tipos de cacao, segun su país de origen, procedencia, y forma de fermentarlo y tostarlo, hacen que varíe su sabor.

Las casas especializadas en chocolate tienen formulas secretas para cada tipo de chocolate elaborado, ya sea mezclando diversos tipos de cacao, integrándoles otros ingredientes como especias o esencias, o en la cantidad de manteca de cacao que los compone.

El chocolate blanco, en realidad no es chocolate, sino manteca de cacao, un sub-producto del cacao con sólidos lacteos.

TÉCNICAS Y CONSIDERACIONES GENERALES

El cacao en polvo se obtiene a partir de los granos de cacao, que son las semillas del Theobroma cacao.

El cultivo de cacao se ha extendido fuera de América, pero en una área confinada dentro de los 20° de latitud al norte y al sur del ecuador, y la mayor parte de la cosecha se desarrolla dentro de unos límites todavía más estrechos comprendidos entre unos 10°. Solo en esta región el clima proporciona la gran cantidad de lluvias y la temperatura constantemente alta que necesitan esos árboles. También se requiere suelo rico y profundo para obtener buenas cosechas.

Los árboles de cacao necesitan sombra y deben estar resguardados del viento. El árbol adulto del cacao tiene de seis a nueve metros de altura (un tronco corto y una media docena de ramas principales). Antes de que el árbol de frutos han de pasar cuatro o cinco años. Unas flores pálidas aparecen directamente sobre el tronco y en las ramas principales y son seguidas por las bayas. Éstas constituyen los frutos y se hacen amarillos o rojas cuando están maduras. Cada baya contiene hasta unos cuarenta granos o semillas, y la cosecha anual por árbol puede ser de veinte a treinta bayas. Esto corresponde, aproximadamente, a un kilogramo de semillas, una vez secas.

Los frutos se cosechan, normalmente de octubre a diciembre (la estación seca en África Oriental). En Ghana y países vecinos se recoge otra cosecha mucho más pequeña en junio y julio. Las bayas se abren y se sacan las purpúreas semillas (de color púrpura), junto con la jugosa pulpa. Las semillas se colocan en montones y se cubren con hojas, o pueden ponerse en cajas, durante unos días, para que fermenten. El calor generado en los montones mata las semillas y ayuda a que se desarrolle el sabor del chocolate; es por tanto, un paso muy importante. Luego de la fermentación, se las seca al sol o en espacios interiores, por medio de aire caliente.

Las semillas secas tienen un color chocolate y pesan, como máximo, la mitad de cuando están frescas. Cuando llegan a la factoría, las semillas se clasifican y limpian, y luego se tuestan, durante una hora, a 135°C. Su cubierta (cascarilla) se vuelve frágil, y el sabor de chocolate se desarrolla por completo. Después, se las rompe en un molino y la cascarilla se separa aventándola (por corrientes de aire). Las pequeñas piezas de semilla tostada que quedan se llaman grano de cacao y pasan a un molino triturador.

El grano contiene al rededor de un 50% de grasa y , cuando se muele, se convierte en un líquido espeso, llamado masa o licor de chocolate.

El que se destina a ser convertido en polvo de cacao es desviado y se lo somete a grandes presiones en una prensa hidráulica. Una gran proporción de la grasa (manteca de cacao) fluye como un líquido dorado. Los terrones sólidos que quedan se muelen y tamizan, y, finalmente se envasan para su venta como cacao o chocolate en polvo.

Los granos destinados a la fabricación de chocolate se muelen (el dulce con azúcar) y se mezclan con el exceso de manteca de cacao obtenido en las prensas. El líquido espeso que resulta ya es chocolate, y se pasa a unos moldes, donde se solidifica.

Para producir chocolate con leche se añaden sólidos de la leche a la mezcla. Lo mismo que para el mal llamado chocolate blanco, se añaden sólidos de leche a la manteca de cacao.

PROCESO ALCALINO

El cacao puede recibir una serie de tratamientos, tales como ser sometido a vapor de agua, o mezclado con disoluciones de malta, sólidos de leche, ácidos débiles, etc.; también puede ser oreado, calentado, desodorizado y sometido a luz ultravioleta. De todos estos tratamientos, el más importante es el que se conoce con el nombre de proceso holandés o más descriptivamente, proceso alcalino.

Este proceso incluye el tratamiento de las grasas de cacao, el licor del chocolate o el cacao en polvo, con carbonato, bicarbonato o hidróxido sódico, potásico o amónico, o cualquier combinación de esos álcalis en pequeña cantidad ( del 1 al 3 % según los casos), disueltos en agua. En comparación con el cacao natural elaborado con el mismo tipo de granos no sometidos al proceso alcalino, el producto resultante de este tratamiento es muchos más oscuro y menos ácido. Y es más soluble en líquidos como agua o leche.

FABRICACIÓN DEL CHOCOLATE DULCE

Primero se mezclan el azúcar, el licor de chocolate (producto del molido de las semillas), la leche o los elementos necesarios para darle los sabores especiales requeridos (almendras, nueces, canela, clavo de olor, vainilla, esencias, etc.) y la manteca de cacao. Esta parte, de consistencia grosera, se "refina", pasándola por rodillos de acero que la convierten en una masa pulverulenta, que contiene una textura más suave. Puede ser necesaria la adición de pequeñas cantidades de manteca de cacao. Luego de refinarse se lo somete a un proceso muy importante, consiste en calentar, airear y batir la masa pastosa, con lo cual se consigue que el chocolate adquiera una viscosidad menor y una suavidad extrema, con un sabor más suave.

Las temperaturas a que se trata el chocolate suelen estar comprendidas entre los 54-82°C., aunque, en el caso del chocolate con leche, nunca se pasa de los 60°C.

La operación puede durar 12 horas para chocolates ordinarios; pero los de alta calidad puede durar hasta 120 horas, y en casos especiales de chocolates de lujo, llegan de 5 a 8 días, en procesos no continuos, desde luego.

Una vez batido puede modelarse en bloques de 5 Kg. con destino a otros fabricantes, o en pequeñas barras para el consumo público.

La transición del chocolate líquido al sólido es una de las más importantes manipulaciones de todo el proceso, que se llama, normalmente, temperado. En este proceso, hay que enfriar el chocolate líquido a una temperatura por debajo del punto de fusión de la manteca de cacao (al rededor de los 32°C), y mantenerla (27-29°C) para conseguir una solidificación regular.

Esto se consigue mezclando continuamente la masa y controlando el enfriamiento, para que la manteca se vaya espesando y se solidifique, hasta cementar los sólidos suspendidos, formando un bloque compacto de una textura fina.

ACOTACIÓN FINAL

Con respecto a las cantidades a mezclar de licor de chocolate (pulpa de semillas molidas) y manteca de cacao, como de otros ingredientes a incorporar como azúcar, o esencias, o semillas y frutas; te aconsejo hacerlo en pequeñas porciones y todo pesado con precisión, para poder evaluar resultados finales y ajustarse a la muestra una vez decidido cual es la de tu elección o la que más satisface como resultado final. Las mejores experiencias se logran de pruebas de "acierto-error". Siempre anotando metódicamente cada paso, temperatura utilizada, tiempos y peso de cada producto. Porque puedes alcanzar un resultado final excelente por prueba de "acierto-error" pero al tratar de repetirlo puede resultar distinto.

TIPO DE CACAO

PRINCIPAL PAÍS PRODUCTOR
Y USO GASTRONÓMICO

ORIGEN DE MAYOR CALIDAD

Criollo

Venezuela
Chocolates muy finos.

Venezuela

Trinitario

Venezuela, Trinidad y Grenada
Chocolates finos.

Venezuela

Cacao Arriba

Brasil, Costa de Marfil, Ghana, Indonesia y Malasia
Chocolate con leche.

Ghana

Amelonado

Ecuador
Chocolates finos.

Ecuador

En México, su origen, se utilizaba como dinero en lugar de monedas, y con ocho semillas se compraba un conejo.

Se creía el cacao tenía poderes afrodisíacos, que tenía poderes y daba fuerza y vigor sobre quienes lo bebían, pues estaba constituida por una mezcla de vino o puré fermentado, con el agregado de especias, pimentón y pimienta. Para ese entonces esta bebida era bastante amarga, pero al parecer muy enriquecedora en el campo del amor.

CHOCOLATE

(Mitos y afrodisíacos)

(…)Mi mujer con nalgas de primavera

con sexo de gladiolo

mi mujer con sexo de alga y de viejos bombones

mi mujer con sexo de espejo

(…) -A. Bretón-

En otros días, cuando quedó establecida sin lugar a dudas su impotencia y no pudo pensar en la hembra sin amargura, pesar o deseo, solía ponerse sobre la lengua uno de esos bombones y lo dejaba derretirse; luego, de súbito, y con infinita ternura, lo visitaban recuerdos tenues, descoloridos, de viejas proezas libertinas.

-J. K. Huysmans-

(…) Ella se habría acercado lentamente, abría abierto los labios y, de golpe, habría tomado entera su extremidad suave y lisa. Habría llenado la boca. Es tal el deleite que las lágrimas le invaden los ojos. Veo que nada es tan poderoso como ese deleite sino la prohibición formal de atentar contra él. –M. Duras-

Y aunque no sabemos que introdujo en su boca esa dama, bien podría haber sido un chocolate….

La pasión devoradora

Según la mitología tolteca Quetzacoatl, la serpiente emplumada, dios de la felicidad pacífica y jardinero del paraíso en que vivían, enseñó a los primeros hombres a cultivar el Cacahuaquaitl, árbol de cuyas semillas tostadas y trituradas procede el chocolate.

Dioses y emperadores de nombres más o menos impronunciables se sucedieron rodeando siempre el cultivo del árbol y la cosecha de los frutos mágicos ceremoniales incluidos sacrificios humanos a cargo de los sacerdotes.

Con sus habas maduras y tostadas preparaban la bebida energética reservada al emperador, nobles y guerreros. Cuenta Bernal Díaz de Castillo, cronista de Hernán Cortés, que a Moctezuma le servían una bebida de cacao en copas de oro. Y agrega tímidamente “que decían tenía una virtud para tener trato con mujeres.”

Tal vez por eso, o según el cronista citado a falta de vino, algunos españoles comenzaron a beberla si mayor entusiasmo, descubriendo “que cuando se la ha bebido se puede viajar todo un día sin fatiga y sin tener necesidad de alimentos”. Amarga y picante, no resultó particularmente atractiva al paladar de los conquistadores. Claro, el tchocolatl, tal como lo preparaban los indígenas, se aderezaba entonces con una de las tantas variedades de nuestro familiar ajicito de la mala palabra…

Destruida Tenochtitlán en 1521 y ya instalada la joven colonia en México, las religiosas de un convento de Oxaca pusieron a punto deliciosas nuevas recetas mezclando el chocolate con azúcar, vainilla y a veces canela y anís.

A partir de entonces pasteleros de todo el mundo derrochan talento para crear especialidades sólidas, liquidas o fundentes. Porque con chocolate es posible.

¡Benditas monjas!...En su cándido retiro seguramente jamás imaginaron que dejaban el mundo librado al influjo de la intensa, devoradora pasión que inspira estas páginas, la pasión del chocolate. –Chocolate, la pasión devoradora- Sal & Pimienta, suplemento de cocina, Año1-N°10.marzo1992-

Algunas especias que acompañan bien al chocolate:

Pimienta: (ver: especias –afrodisíacos), combinada con el chocolate amargo en salsas y moles se encuentra un bello y seductor equilibrio.

Ají Cumbarí: (ver alimentos –afrodisíacos), mezclado con el chocolate para bombones o moles se alcanzan resultados altamente afrodisíacos.

Canela:.(ver: especies –afrodisíacos-), alcanza matices insospechados unida al chocolate.

Clavo de olor: (ver: especies –afrodisíacas-), en salsas y moles unido al chocolate se realza su efecto altamente afrodisíaco brindando un resultado de caracteristicas insuperables.

Vainilla: (ver: especies –afrodisíacos-), unida al chocolate realza su sabor y adquiere tonalidades y matices más intesnsos.

Ámbar y chocolate: “El Chocolate de los afligidos”:Anselmo Brillant –Savarin (1755-1826) el recordado autor de Filosofía del gusto, quien a “todo hombre que haya bebido demasiado en al copa de la voluptuosidad” –son sus palabras- recomendaba un llamando “chocolate de los afligidos”. Se trataba de una preparación en la cual a cada kilogramo de chocolate se añadía unos ciento veinte gramos de ámbar. “Si el ámbar considerado como perfume –explica el aludido gastrónomo- puede ser perjudicial para los profanos que tengan los nervios delicados, tomado al interior es tónico e hilarante”, es decir proporciona alegría. Y añadía: “Cuando me encuentro en alguno de esos días en que el exceso de los años se hace sentir y en que se tiene la sensación de estar oprimido por una potencia desconocida, mezclo con una buena taza de chocolate un trozo del grueso de un haba de ámbar triturado con azúcar y luego de beberlo me encuentro siempre maravillosamente bien”.

Oscuros objetos del deseo

-Chocolatear todo a la hora de las dulzuras. Sumerja en chocolate de taza derretido a baño maría frutillas frescas, y deje enfriar.

-Si uno está apuradísimo, puede elaborar postre clásico, raudamente. Peras a la bella Helena pero instantáneas. Abra lata de peras al natural, reserve un poco el almíbar, derrita dos barras de chocolate, agregue un poco del jugo y algún licor, preferiblemente de peras o, si no Tía María. Sirva la salsa caliente sobre las frutas.

-Dulce de leche y chocolate, extraordinaria combinación telúrica. Incorpore a 250g de dulce de leche, 3 barras de chocolate derretido a baño maría, 6 claras batidas y dos cucharadas de crema de leche. Decore con nueces. No es diet.

-Lo que más engorda no es el chocolate. Es el azúcar, las nueces, la harina, todo lo que acompaña para ennoblecerlo aún más.

-La historia del éxtasis como amoroso del chocolate no es un invento. Está comprobado que el chocolate produce la secreción de una hormona, que a su vez produce un goce que algunos románticos comparan al de la mayor intensidad del amor.

-Texto anterior y receta siguiente de: Simplemente Chocolate, Sal & Pimienta. Año1-N°3.agosto1991- incluyo notas de mi autoría sobre variaciones del plato.

Fondant de chocolate con naranjas confitadas

(para una orgía de ocho)

Ingredientes:

450g de chocolate para taza

650g de crema de leche

4 naranjas

750g de azúcar

½ L de agua

Para el coulis de menta:

4 yemas de huevo

75g de azúcar en polvo

1 ramo de hojas de menta fresca

½ L de leche

para decorar:

cáscaras de naranja

5cl. De granadina.

Ponga las naranjas en una cacerola que las pueda contener por la base, cúbralas con agua fría y lleve a ebullición, tire el agua hirviendo y reemplácela por agua fría, lleve a ebullición nuevamente. Renueve una vez más esta operación. Vuelva a poner las naranjas en la cacerola, agregue el azúcar y cocínelas. Para hacerlas confit durante 3 horas. Manténgalas inmersas en su jarabe, para que no se enfríen puede ponerlas en un plato más chico que la cacerola, sobre el fuego.

Nota: Esta misma receta (la de naranjas) es la utilizada en Paraguay para el dulce denominado “coceré va”, conserva de naranjas enteras en almíbar espeso a veces acompañado de miel de caña. Yo le agregaría para más sabor unos clavos de olor y una rama de canela. Esta receta de campo lleva días hacerla y previamente se ralla un poco la cáscara de la naranja y, se hierve primero en agua con sal. Una vez llegado al punto de ebullición se deja enfriar dentro del agua y luego se escurren para volver a colocarlas en agua clara y fría, para volver a llevar a ebullición, este ultimo paso luego de enfriarlas dentro del mismo agua, se repite cuatro veces. Luego se las prepara dentro de una solución de almíbar (azúcar y agua) y se las cocina a fuego bajo durante dos a tres horas. Se envasan en caliente en frascos de vidrio con sierre hermético y se guardan hasta su consumo en cualquier época del año. Sobre todo se realiza esta receta con lo que nosotros llamamos naranjas amargas o salvajes, las denominadas por ellos: apepú. Y es de destacar que acompañadas de quesillo con hiervas es un manjar de dioses (Glup!!!)

Cuando las naranjas estén confitadas, prepare esta crema: haga hervir la crema fresca en la cacerola, 2 o 3 minutos, deje entibiar. Rompa el chocolate en pedacitos en una terrina puesta sobre baño maría sobre fuego mediano. Cuando se haya fundido, remueva e incorpore, poco a poco, la crema hervida, batiendo para dar volumen a la preparación.

Nota: La técnica adecuada sería la de ganage: lleve a hervor la crema, cuando está a punto de ebullición retiré del fuego y agregue el chocolate previamente rallado, revuelva hasta que se incorporen bien ambos. Yo perfumaría con una o dos cucharadas de Cointreau o Gran Marnier.

En un molde (alargado, de budín ingles) coloque un lecho de esta crema, arriba las naranjas confitadas y coladas y vuelva a poner crema. Deje algunas horas en la heladera.

Corte la cáscara de la naranja en tiras muy finas (juliana), blanquéelas 2 minutos en agua hirviendo, cuele y déjelas en la granadina, hasta que ésta se evapore totalmente.

Nota: esta misma operación la puede realizar con licor de menta, o curazao.

Prepare el coulis de menta: haga hervir la leche con las hojas de menta, bata las yemas con el azúcar durante 4 o 5 minutos y vierta poco a poco la leche hirviendo mientras remueve. Vuelva a poner 2 minutos sobre el fuego sin cesar de remover (como una crema inglesa). Deje enfriar, páselo por tamiz y póngalo en la heladera.

Nota: Yo utilizaría como opcional un Dip al Cointreau, realizado con una base de crema inglesa con el agregado de crema de leche semibatida y el licor de naranjas.

Desmolde el fondan, (colocando un trapo húmedo caliente sobre el molde o con un soplete o secador de cabellos), corte en tajadas de 4 a 6 cm. y sirva con coulis de menta, decorado con la cáscara de naranja rojas por la granadina y menta tijereteada.

Torta de chocolate / Gâteau au chocolat

« Aquellas tardes… me parecía estar viendo la majestad de la torta de chocolate, rodeada por un círculo de platos con masitas y por servilletas grises adamascadas…Y nos hacía (Gilberta) pasar al comedor, sombrío como un interior de templo asiático pintado por Rembrandt, donde había una torta arquitectónica tan bonachona y familiar como imponente, que estaba allí, toda majestuosa como un día ordinario cualquiera, por si acaso a Gilberta le daba el capricho de quitarle su corona de almendras de chocolate y de echar abajo sus murallas valientes y empinadas; murallas horneadas como bastiones del palacio de Darío. Y aún había más: porque, para proceder a la destrucción de aquella nívea obra de pastelería, Gilberta no consultaba solamente su apetito, sino también el mío, mientras iba extrayendo para mí del derruido monumento todo un lienzo brillante sembrado de frutas escarlata al modo oriental.” –“A la sombra de las muchachas en flor”, II, 94-95 Marcel Proust-

Esta torta lleva 4 capas ( 2 grandes y 2 pequeñas), láminas de chocolate para decorar, el relleno y el baño. Se recomienda preparar primero las láminas de chocolate, luego la torta, el relleno y el baño.

Para hacer una torta para 20 personas (que deleite orgiástico!!!) se necesita:

9 huevos grandes

230g de azúcar fina

700g de chocolate dulce o semiamargo

50g de manteca sin sal

torta:

7 huevos grandes

230g de azúcar fina

300g de chocolate semiamargo

300g de manteca, a temperatura ambiente

1 cucharada de esencia de vainilla

75ml de leche

150g de harina

½ cucharadita de sal

75g de almendras

laminas de chocolate:

120g de chocolate dulce o semiamargo

relleno:

2 yemas

150g de manteca, blanda

½ cucharadita de esencia de vainilla

30g de chocolate dulce o semiamargo

baño:

200g de chocolate dulce o semiamargo

50g de manteca

No hay comentarios: